Últimos Resultados

Por @Pablo_sepúlveda

Caricaturizado muchas veces hasta el rídiculo para desvirtuar sus palabras, Hernán "Clavito" Godoy es un hombre frontal, honesto; no se guarda nada. En un país que juega a la pseudodemocracia, donde plantear temas complejos es ciertamente un tabú, parece un bicho raro, un personaje excéntrico.

Los periodistas lo buscamos porque probablemente regale algunas declaraciones para el bronce, esas que llenan titulares y con las que se obtienen visitas en los medios virtuales. Quizás sea un camino - el más fácil - para eludir nuestra responsabilidad como servidores públicos que entre otras funciones, debe cuestionar al poder.

De ahí su molestia con los medios, de ahí su molestia con lo que dice, es la falta de coraje para llamar a las cosas por su nombre. Mantiene sus dichos y aunque no ha llegado todavía citación oficial para ir al tribunal de penalidades, se apronta para una defensa -que avizora- será hostil.

"Me arrepiento de los garabatos que dije en caliente, de lo demás no me arrepiento de nada, lo voy a sostener. No me han dicho nada, tiene que llegar la citación. Es lógico que te van a querer sancionar, vas a tener la presión de los árbitros porque son intocables", afirma en conversación con www.futbolprimerabchile.cl

"Por eso peleo con ustedes (los periodistas), porque nunca dicen la verdad, siempre ponen arbitró fulano de tal y pasa desapercibido, las cagás que se pegan nunca las dicen, esa es la bronca que me da, siempre se tiene que quemar el potito uno", insiste. "Estamos en un país que decimos que somos democráticos, que tenemos derecho a opinar y no es así", acusa.  

Bajo ese prisma y con 75 años, llama la atención que aún no se le agoten las energías para arremeter con artillería pesada contra las injusticias que percibe, están presentes en el fútbol chileno. Ni siquiera ganar el partido lo dejó conforme.

"No, porque estoy caliente, si me lo empatan o lo pierdo en cinco minutos como Magallanes le ganó a La Serena, a quién echan del club, por dónde se corta el hilo, por el periodista, por el árbitro o por el entrenador, es del año de la pólvora que el entrenador se va".

¿Cuántos años tiene tú, consulta a través del teléfono? 31 respondo. "31 años, yo vengo peleando desde que estaba Abel Alonso, siempre ha sido así". 

Revisando las redes sociales, la gente se cuadra con el experimentado entrenador. El apoyo es mayoritario aunque las organizaciones relacionadas con el fútbol, brillan por su ausencia. 

"Ni el sindicato (de futbolistas), ni el colegio de técnicos, pero sí de todo el país. Es problema de ellos, cuando estaba con Fernando Riera, Caupolicán Peña, Gustavo Cortés, inmediatamente tomaban una medida, apoyar a los técnicos. Salah no nos ha apoyado, por eso estoy enojado con Salah, decepcionado". 

"Siempre les he dado duro, esto es contra mí, esto viene de muchos años, te estoy diciendo", enfatiza

Volvemos a tocar el tema del silencio que reina en la sociedad chilena. Un manto invisible que se percibe a través del poder económico doblega al individuo. Mal que mal, hay que comer y quedarse sin pega en estos tiempos de créditos fáciles y deudas por doquier, es uno de los grandes miedos que afecta al chileno medio. Y al promedio.

"Igual voy a estar sin pega pero nunca me he silenciado. Vengo peleando como Quijote de la Mancha contra los molinos de viento. No me canso, y si tengo que morir, voy a morir en mi ley no más, no voy a andar pidiendo con un letrero que me ayuden para comer", remata en un acto de dignidad que hay que tomarse en serio. 

Fotografía Locura Bohemia

También podría interesarte: Disparó con todo! Hernán Godoy tuvo su momento de furia pese al triunfo sobre Rangers
El positivo debut del seleccionado haitiano que no habla español y que defiende a Santiago Morning

 

 

 

 

Diseñado por Weblibre.net